28 enero, 2011

A un año de la fundación del Estado Plurinacional


El 22 de Enero, se cumple un año de la poseción de Evo Morales, como primer presidente de lo que llaman los ideólogos del proceso, como Estado Plurinacional. Estado, nacido a la fuerza, tras la aprobación de una constitución política, con marcadas contradicciones y constantemente vejada por el mismo gobierno y sus acólitos.
Los tiempos de Nuevo Pachakuti, con el Nacimiento de la Bolivia Plurinacional de 36 naciones indígenas, quieren dejar atrás el modelo de Estado Colonial Republicano, y quieren llevar a toda la otrora Republica, al pasado. No se puede entender de otra manera, la consigna machacona de la descolonización; es decir, volver a estado antes de la Colonia, y ver la modernidad y el progreso, como algo impío. Tal es así, que los propulsores de estas consignas, conciben la idea de que los originarios de estas 36 naciones, tienen todas las virtudes que los otros ciudadanos de a pie no tienen, y lo peor, que los otros son empedernidos pecadores, dignos de ser expulsados de este pequeño paraíso antes llamado Bolivia. Criterio que no aguanta el más mínimo análisis científico.
Los propulsores de esta Tesis, no quieren aceptar que ha pasado mucha agua bajo el puente y que El Estado Plurinacional será pura ficcion, si no miramos hacia adelante para construrir una sociedad moderna, incluyente, solidaria y productiva, sin predestinados, ni profetas. Esa sociedad por la que muchos luchamos y que en algún momento le llamamos, sociedad socialista, y que por las lecciones aprendidas de la historia, sabemos que todavia tenemos que seguir  tras nuestra Utopia, se llame como se llame.
Este primer aniversario, esta signado por las contradicciones generadas desde adentro del propio gobierno, y que pueden truncar las esperanzas depositadas por los ciudadanos, que creyeron el proceso de cambio. El gobierno que quizo hacer ver a la sociedad, que ya vivíamos en una nueva fase de la evolución de la sociedad humana, que los réditos de la llamada nacionalización de los hidrocarburos, y demás medidas, que solo hipertrofiaron el estado; eran suficientes para resolver el problema económico del país, pero la realidad es bastante cruda, y los problemas estructurales de nuestra sociedad no están resueltos, y el reto se mantiene, y este no es más que un momento para reafirmar que podemos construir días mejores, en nuestro país.

Santa Cruz, Enero 2011.

Iván Vladishlav, Selaya Garvizú,
Decano Facultad Politécnica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada